Selección de los emisores de riego

Selección de los emisores de riego

Selección de los emisores de riego

Existe dos dispositivos básicos de distribución del agua de riego: Los aspersores para las áreas más grandes y los difusores para las zonas más pequeñas.

Una vez delimitadas las áreas de riego por sectores procederemos a cubrir toda la superficie a regar.

Nuestro objetivo es conseguir que cualquier punto del jardín, esté regado por lo menos por dos aspersores/difusores. Con esto logramos una perfecta uniformidad de riego.

Nota Importante. Nunca deberemos instalar aspersores y difusores en un mismo sectores, ya que, tienen parámetros de funcionamiento distintos.

Elegiremos los emisores de riego fijándonos en el lado más corto.

Cabe recordar que no existe una única elección de emisores de riego en la parcela, siempre hay alternativas, todas de ellas válidas.

Electroválvulas

Cada una de las zonas de riego debe estar gobernada por su propia electroválvula. La electroválvula controla el flujo del agua en una zona de aspersores/difusores.

Determine la ubicación de las electroválvulas para cada área.

Coloque la agrupación de electroválvulas cerca del área de riego, en un sitio accesible para facilitar su mantenimiento, pero donde usted no se moje al activar el sistema manualmente.

Si nuestro jardín es pequeño (3 ó 4 electroválvulas) la solución más sencilla pasa por colocarlas juntas en un colector, cerca de la acometida dentro de una arqueta adecuada. Si por el contrario contamos con un número grande la solución más lógica es colocar éstas cerca de las zonas que van a controlar, ubicada dentro de una arqueta individual.

Así mismo, y al hablar de la electroválvula, debemos tener en cuenta el caudal (litros/minutos) que deja pasar por su interior.

Como regla a seguir, nos debemos mantener siempre en los siguientes parámetros:

Si pasara más caudal que el recomendado, deberá tenerse en cuenta la mayor pérdida de carga en la electroválvula, lo que determinará una menor presión de llegada al aspersor/difusor. Tener en cuenta además la velocidad máxima a la que debe circular el agua dentro de la tubería: 1,5 m/seg.

IMPORTANTE: Es importante elegir la electroválvula en base al caudal tanto por exceso como por defecto. Si elegimos una electroválvula grande para un caudal pequeño, lo más usual es que la electroválvula no funcione correctamente, no sea capaz de abrir y cerrar. Para estos casos existen las electroválvulas de bajo caudal.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment: