El cultivo de la alfalfa

El cultivo de la alfalfa

Riego por goteo subterráneo en el cultivo de forrajes:

El cultivo de la alfalfa

INTRODUCCIÓN

La alfalfa está considerada la reina de las forrajeras por su capacidad productiva y adaptación al medio.

La alfalfa (Medicago sativa L.) está considerada la reina de las forrajeras por su capacidad productiva y adaptación al medio. Nació como cultivo en Turquía hace más de 9.000 años. Actualmente se cultivan 32 millones de hectáreas en el mundo, desde Finlandia hasta Sudáfrica, destacando por países: Estados Unidos con el 32,7% de la superficie (primer productor y exportador mundial), Argentina con el 23,4%, Rusia con el 10,5% y Canadá con el 7,9%. España (segundo exportador del mundo y primero de la UE) cultiva el 1,0% de la superficie mundial.

Alfalfa

El cultivo de alfalfa se ha extendido rápidamente por varios motivos:

  • Es un cultivo que aporta altos rendimientos de materia seca por hectárea, con independencia de las condiciones edafo-climáticas.
  • Contribuye a la mejora del medio ambiente:
    1. Favorece la conservación del suelo, reduciendo las labores de cultivo durante unos 5 años aproximadamente.
    2. Mitiga las emisiones de gases de efecto invernadero.
    3. Su paisaje verde perdura varios años.
    4. Reduce la fertilización nitrogenada debido a la capacidad para fijar nitrógeno atmosférico.
  • La evolución positiva de las exportaciones de forrajes deshidratados.

Una limitación tradicional del cultivo de alfalfa son las altas necesidades de agua, cuya escasez en periodos críticos afecta notablemente al rendimiento. La práctica de riego por goteo garantiza los niveles de producción al eliminar la incertidumbre climática.

La apuesta generalizada por optimizar los factores de producción, agua, nutrientes y energía, está contribuyendo al aumento de la superficie cultivada bajo riego localizado subterráneo frente a los sistemas tradicionales por inundación y aspersión.

SISTEMA DE RIEGO POR GOTEO SUBTERRÁNEO PARA ALFALFA

La realización de un proyecto bajo los criterios de diseño adecuados y una práctica de riego correcta permiten obtener todos los beneficios económicos, agronómicos y ecológicos del riego por goteo subterráneo.

Para el cultivo de la alfalfa se plantea un sistema de riego por goteo en forma de cobertura total con la tubería emisora AgroRain PC enterrada a una profundidad de unos 40cm y con los emisores

AgroRainPC en la zona de mayor actividad radicular del cultivo, de tal forma que sea un sistema de riego que nos permita realizar una rotación entre ciclos de varios años de cultivo de alfalfa y cultivos como maíz u otros cereales. AgroRain PC es una solución diseñada por AgroRain, que gracias a la tecnología aplicada en su laberinto, garantiza la máxima eficacia anti-obturante, de tal forma que el sistema pueda llegar a tener una larga vida útil.

ELEMENTOS PARA MANEJO Y MANTENIMIENTO

  • Caudalímetro para el monitoreo continuo del caudal.
  • Equipo para inyección de los fertilizantes requeridos por el cultivo y de los productos químicos necesarios para el mantenimiento de la instalación.
  • Sistema de filtrado AgroRain para tratar el agua de riego, evitando la entrada a la instalación de partículas con capacidad de obturación directa.
  • Colectores de drenaje final de línea, que nos permiten agilizar las labores de mantenimiento.
  • Ventosas para la extracción de aire y evitar los fenómenos de succión.
  • Manómetros para el monitoreo de la presiones de suministro.
  • Tubería emisora específica con gotero integrado AgroRain, altamente resistente a obturaciones.

La profundidad, el marco de instalación y el caudal de los emisores de goteo vienen condicionados por el tipo de suelo. Es aquí donde AgroRain aporta su experiencia para este tipo de instalaciones, garantizando el éxito de las mismas y consiguiendo significativos ahorros de agua y energía.

VENTAJAS DEL SISTEMA RGS

Son muchas las ventajas del Sistema AgroRain frente a otros sistemas de riego tradicionales, entre ellas, las más importantes son:

  • Mayor rentabilidad: aumento de la calidad y productividad del cultivo.
  • Menor consumo de agua y de fertilizantes, superior al 30% con prácticas de riego adecuadas.
  • Menores requerimientos hidráulicos (caudal instantáneo y presión) que otras alternativas.
  • La menor presión de operación que otros sistemas de riego permite un notable ahorro de energía.
  • Incrementos de producción de hasta un 40%:

o La práctica de riego es compatible con cualquier labor de cultivo, incluidas las labores de corte y secado. Esto permite mantener estables los niveles de humedad del suelo y acelerar la aparición de nuevos brotes.

o Gracias a la mayor cantidad de materia seca por unidad de superficie, se obtiene un mayor número de brotes, con tallos y hojas de mayor tamaño.

  • Reducción drástica de las malas hierbas, al permanecer seca la superficie del terreno.
  • Sistema radicular muy estable y uniforme, mejorando la uniformidad del cultivo.
  • Mejora de la estructura del suelo, gracias a la mayor aireación del sistema radicular y suelos con menor compactación.
  • No interfiere con las labores de mantenimiento, corte y empaquetado de la alfalfa.
  • Permite aprovechar todo el área disponible para el cultivo, con independencia del tamaño y geometría de la parcela.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment: